Páginas

23 de enero de 2013

AVANCES

  Ya sabéis que estoy hasta arriba con los exámenes de la facultad, pero os debo el post de escoliosis y aquí lo tenéis. Hoy os cuento un poquito como me fue ayer.



  Ayer tuve control del método de Schroth. Ahora como lo tengo más o menos controlado (llevo con haciéndolo aproximadamente unos 3 años) voy cada 2 meses más o menos. Esto esta bien por el ahorro de dinero que supone y porque es un poco aburrido eso de ir todas las semanas, además de cansado por el esfuerzo que implica el método en las sesiones de hora y media que hacemos. Pero también tiene su parte negativa ya que implica que en casa lo haga al menos 3 veces a la semana. Y todo es ponerse, pero la pereza, el estrés, el cansancio y la falta de tiempo me lo ponen difícil.
  Para hacer mis ejercicios específicos del método (dependen del tipo de escoliosis) en mi casa contaba con unos palos de 2 metros de altura aproximadamente (puede que 2.5), una esterilla de ejercicios, los saquitos que se usan para el ejercicio boca abajo (un handmade de mi madre), una silla y un espejo. Con esto iba tirando haciendo los ejercicios para mi escoliosis en mi casa, cuando iba a las sesiones de grupo usaba todo el material de allí: espalderas, cinchas, gomas, pelotas, banquitos, etc. Pero ayer fue un buen día en el grupo.
  Este buen día se debe a que cada vez controlo mejor la espalda. Apenas necesité que mi fisio (especializado en el método) me controlara. Normalmente mientras haces los ejercicios te ayuda a centrarte en abrir las zonas cerradas y a enderezar la columna. Y se alegró mucho de este control que tengo. Pero este control no se debe solo al trabajo que hago en casa, sino a una novedad que he introducido. Hace poco en Lidl comenzaron una promoción de productos deportivos: ropa, comida, etc. Entre ellos había pelotas y una serie de cosas especializadas en gimnasia. Y resulta que estos productos que saca Lidl especializados en diferentes sectores son buenas, son de buena calidad y lo mejor: a buen precio. Así que compramos un par de pelotas especializadas en ejercicios, de un plástico resistente y todo eso. Y empecé a hacer un ejercicio específico para mi espalda que necesita una pelota.
  ¿Con este rollo que acabo de soltar qué pretendo? Pues una vez más ayudar a todos los que como yo tenéis escoliosis y os duele la espalda y no estáis todo lo a gusto o bien que deberíais. No os quedéis quietos, moveros, buscad un lugar donde hagan el método certificado por un buen fisioterapeuta. Si no encontráis porque en vuestra ciudad/pueblo/localidad no lo hagan buscar otras formas: natación especialidad en vuestra enfermedad para fortalecer los músculos, fisioterapia, etc. Como siempre os digo, para mí el método fue una revelación y un descubrimiento, me ha quitado muchos de los dolores, ha mejorado mi calidad de vida y mi control postural, tengo una escoliosis mucho más estética (apenas se nota con ropa) y estoy cada vez más feliz.

  Ánimo <3

1 comentario:

  1. ¡Hola!

    Tu espíritu es de admiración. Genial que no te desanimes y que siempre busques opciones para superarte. Me parece de 10 que con el blog animes a otras personas que estén pasando por lo mismo.

    Mucho ánimo y fuerza, me alegro de tus progresos.

    Con la realidad en los talones

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!! Si necesitas algo aquí puedes contactar conmigo:)
maseblog.ss@gmail.com