DON'T TOUCH ME

   Hola guapuritas! Vuelvo al blog con un post de escoliosis de esos que curan el alma, o al menos lo intentan. Hoy os hablo de una reacción o un pseudo-síndrome que tengo después de usar corsé tantos años, tantas horas y a todos lados.




   Fui consciente de esta reacción al final de mi primer año con corsé, durante un ensayo de teatro en el que me lo tuve que quitar para hacer una actividad. Estaba subiendo unas escaleras, sin el corsé puesto, y un compañero me tocó la espalda  mientras subía a mi lado, a modo caballeroso, ya me entendéis. Cuando lo hizo pegué un bote curioso, no esperaba notar nada en mi espalda. El corsé, como os he comentado otras veces, actúa a modo de escudo tanto físico como psicológico y este es un ejemplo de ello. Había olvidado lo que era notar el contacto en la espalda y cada vez que alguien me tocaba de forma normal para mí era raro. A partir de ahí, cada vez que alguien tocaba mi espalda sin caparazón saltaba, me alejaba de forma inconsciente y empecé a crear una mala reacción ante el contacto físico en esta zona.
   Ahora, después de varios años usándolo y cuando por primera vez no lo uso porque me dieron el alta hace poco, sigo sintiendo ese sensación de quitarme cada vez que alguien me toca la espalda. No me gusta que me toquen, en general, pero odio que me toquen la espalda. No lo soporto, es superior a mis fuerzas. Y me da mucha pena porque en el fondo no es normal que haya desarrollado ese terror y ese malestar cuando alguien posa su mano en mi espalda.
   Así que, amigos escoliósicos, si os pasa como a mí, bienvenidos al grupo del "No me toques". Sería un buen síndrome, ¿no creéis?, el síndrome de los intocables por culpa del corsé, el síndrome del no me toques.

   Ánimo, fuerza y amor <3

Comentarios

  1. Hola!!!
    Cuanto te comprendo, yo no he usado pero mi prima lo usó durante años y sentía la misma sensación que tú.
    Con el paso de los años se le ha pasado un poco, pero aún a veces... es no me toques la espalda! Pero tranquila, todo irá mucho mejor!

    XOXO
    Lady Wolff
    http://www.ladywolff.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que sea así, muchas gracias guapa :)

      Eliminar
  2. Pero que razón tienes! yo de pequeña también usaba corsé y es cierto desarrolas unas sensibilidad y especial, y hoy con 20 años sigue sin gustarme que me toque y menos la espalda.
    Gracias por pasarte por mi blog, nuevo post en http://sorayadanna.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Anónimo14.3.14

    Que razón tienes!! Me encanta tu blog y yo también tengo escoliosis. :)

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4.4.14

    Me pasa lo mismo. Tengo una gran sensibilidad en la espalda cuando me la tocan a veces hasta me duele o me asusta como alguien me toque la espalda. Tengo un poco de escoliosis pero nunca e tenido corse. Asi q me pregunto sera un sintoma de la escoliosis??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo saberlo porque no soy médico, si tienes duda lo mejor que puedes hacer es pedir cita para el traumatólogo.
      Espero que vaya bien!

      Eliminar
  5. Anónimo26.4.15

    http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/una-sola-postura-de-yoga-al-dia-ayuda-a-mejorar-la-curvatura-de-la-columna-841413190542 Seria cuestion de probar, ya que con esto no perdemos nada.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo6.5.15

    Hola, todavía no me lo han puest, pero ya está encargado y a lo que tengo miedo es a que alguine me vaya a abrazar o algo y sea como: "¡¿Uy, que llevas ahí?! :(
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasó muchas veces pero lo mejor es hacerlo con naturalidad. No es nada malo asñi que una sonrisa y pa'lante.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por comentar!! Si necesitas algo aquí puedes contactar conmigo
maseblog.ss@gmail.com

Otras entradas shashis